Acapulco, desde hace mucho tiempo, se ha consolidado en un destino turístico de enorme relevancia. Por lo consiguiente, se halla perfectamente comunicado por vía aérea, marítima y terrestre. Esta suerte que, las opciones para arribar a este lugar son abundantes.

Para quienes busquen llegar por aire a Acapulco, esta ciudad cuenta con un moderno aeropuerto internacional, denominado Juan N. Álvarez, que vincula a esta ciudad guerrerense, con cientos de capitales relevantes alrededor del orbe. Tal terminal aérea, recibe vuelos nacionales e internacionales. En la actualidad, son siete las líneas aéreas que hacen escala en Acapulco desde el extranjero, así como también, nueve líneas aéreas nacionales.

Si se viaja por aire a Acapulco, desde la Ciudad de México, el tiempo que se hace es de 40 minutos. La distancia que hay desde la terminal aérea acapulqueña hasta el centro de esta ciudad guerrerense, es de 25 km o 30 minutos en coche o taxi, siguiendo la autopista escénica.

Pero a Acapulco también se puede llegar por mar, ya que cuenta con un puerto trasatlántico de nivel internacional, denominado como teniente José Azueta. El puerto está reconocido como uno de los mejores del pacífico mexicano, por contar con un muelle de 550 m, en donde hacen escala los barcos más importantes del mundo. La actividad marítima de Acapulco, está enfocada en cruceros turísticos y en menor Escala, en embarcaciones de carga y descarga de diferentes mercancías. En esta zona de Acapulco aparece el club de yates y la excelente marina de la ciudad.

Es tiempo de comentar acerca de  cómo llegar a Acapulco por vía terrestre. Acapulco se encuentra perfectamente vinculado con la capital del país y las ciudades más importantes de la República Mexicana, por lo cual, se tienen varias opciones para llegar a este fantástico destino guerrerense.

El recorrido desde la Ciudad de México hasta Acapulco, también lo llevan a cabo, varias compañías de transporte de pasajeros, las cuales parten desde las tres terminales de autobuses más importantes de la capital mexicana.

Al salir del Distrito Federal, los viajeros deberán seguir la autopista con dirección a Cuernavaca. Esta última se aborda al final de la avenida Tlalpan. Después, se cruzará por el monumento al caminero y el entronque a Ocotepec. Luego hay que seguir hasta Cuernavaca, tomar una desviación en el llamado Polvorín, y continuar por la Autopista del Sol. Por esta vía se cruzará Chilpancingo. Lo que sigue  es tomar un desvió en Tierra Colorada y llegar hasta La Venta. Desde esta última comunidad, sólo restan 10 minutos de camino para llegar a Acapulco. En total, el trayecto en coche o autobús, desde la Ciudad de México hasta Acapulco, toma tres horas con 55 minutos.