Las varias fiestas y tradiciones con las que cuenta Acapulco, nos animan a presenciar e incluso participar de numerosas celebraciones en donde se combinan dos distintivos particulares de los acapulqueños: la alegría y la fe. Los festejos que se llevan a cabo en este rincón del estado de Guerrero, nos hacen patentes los valores que definen a la comunidad.

Uno de los festejos más representativos de Acapulco, es su colorido carnaval, mismo que se desarrolla anualmente, durante el mes de febrero. Otra fecha relevante en el calendario acapulqueño es el 19 de marzo, cuando se festeja al Señor San José.

Prosiguiendo con las fiestas y tradiciones acapulqueñas, hay otra importante celebración, que tiene lugar en el mes de noviembre. Está relacionada con el comercio y genera una gran expectación entre los habitantes de la zona. Se trata de la feria ganadera y artesanal de la Nao de China. Para fines turísticos, asistir a este gran evento, es una acertada manera de conocer el pulso comercial y productivo del estado de Guerrero.

Una recomendación adicional con respecto a las fiestas y tradiciones de Acapulco, la tenemos en la celebración en honor de la Virgen de Guadalupe. Es una emotiva fiesta que también se realiza en el resto del territorio mexicano teniendo como fecha, el 12 de diciembre, en el marco de esta celebración se llevan a cabo procesiones y ferias florales, sumamente coloridas y valiosas a nivel cultural.

Las fiestas típicas de Acapulco se proyectan como un contrapeso al cosmopolitismo extremo de su faceta turística, de cara al extranjero. Y es que Acapulco es mucho más que sus maravillosas playas y moderna infraestructura hotelera. También lo definen una rica historia, diferentes costumbres y tradiciones y un talante fervoroso y alegre por parte de sus habitantes.

Sin que tenga una capital relevancia el motivo de las celebraciones acapulqueñas, estas convocan a miles de lugareños y turistas interesados en contemplar o en formar parte de estas tradicionales fiestas. Habitualmente, tales eventos comparten un enorme colorido, bailes entusiastas y tiempos de adoración religiosa.

Vale la pena viajar a Acapulco en cualquier época del año, pero especialmente en el marco de estas fiestas y tradiciones. De esta manera se podrá obtener una perspectiva más completa de Acapulco, ahora no solo como un deslumbrante destino turístico, sino también como una comunidad llena de vida y emociones comunitarias.

Definitivamente las fiestas patronales, los eventos típicos y las celebraciones tradicionales de Acapulco, son fieles representantes de la esencia de este mágico rincón de Guerrero.