Cuando uno toma conocimiento acerca de un destino turístico de grandes alcances, por lo general resulta asombrado por la gran cantidad de atractivos que posee y nos parece que para disfrutar a plenitud de ese sitio se requieren unas largas vacaciones. Sin embargo, en el caso de Acapulco, uno de los lugares clave en el mapa turístico nacional- en específico, en la región del Pacífico Mexicano-, si bien es un puerto colmado de sitios encantadores, es posible gozar de los mejor que tiene, en tan solo un fin de semana. Tan es así que no es extraño escuchar frecuentemente a amigos, parientes y conocidos afirmar que se regalarán una escapada de fin de semana en Acapulco. Un factor que propicia esta circunstancia, es la relativa cercanía que ofrece este magnífico puerto guerrerense con relación a la Ciudad de México y el área central del país. Por lo consiguiente, vamos a comentar un posible itinerario para fin de semana en Acapulco.

El día viernes, tras haber llegado a Acapulco, lo mejor para comenzar el fin de semana es dar un recorrido por la Costera Miguel Alemán. Por ser la avenida más relevante de la ciudad, está repleta de comercios, bares, hoteles y restaurantes, de gran atractivo e interés. A continuación, ya por la noche, es agradable visitar Playa Condesa, por su sugestivo ambiente marino y los excelentes bares y restaurantes que allí aparecen.

Para seguir disfrutando del fin de semana en Acapulco, el día sábado, conviene dar un recorrido por las dos grandes plazas comerciales que se localizan sobre la Costera: el Centro Comercial Plaza Bahía y la Gran Plaza. En estos lugares, se puede adquirir ropa, zapatos, lociones y perfumes, joyas y artesanías, de la mejor calidad y a precios accesibles. Después, hay que pasar la tarde en una palapa de las varias playas con las que cuenta Acapulco, como por ejemplo: Caleta, Tamarindo, Hornitos, Hornos o la Condesa. Para terminar el día a tambor batiente, te sugerimos ir a bailar a alguna de las muchas y sofisticadas discotecas y bares que hay en la Costera Miguel Alemán.

Como broche de oro para este plan de fin de semana en Acapulco, tras tomar un rico desayuno, se puede visitar el Museo de Historia de Acapulco Fuerte de San Diego, recinto en donde se nos ofrece valiosa información acerca de los avatares de este puerto del estado de Guerrero en los tiempos virreinales. También es aconsejable despedirse de Acapulco, practicando un poco el rafting en el hermoso río Papagayo.