Las costas guerrerenses son fuentes de frecuentes descubrimientos turísticos, los cuales causan asombro y mucha diversión a los veraneantes interesados en conocer lo mejor de las costas mexicanas. 

Las playas de Guerrero destacan en el mapa turístico nacional por su paradisiaco ambiente, belleza paisajística y la eficiente infraestructura de servicios turísticos para atender a los miles y miles de visitantes que acuden a esta parte del territorio mexicano año con año. 

En lo que sigue vamos a mencionar cuáles son algunas playas guerrerenses que todos deberían visitar como parte de unas vacaciones en Guerrero. 

Bahía de Petacalco 

Es una zona costera de gran extensión de oleaje regular y arena de grano grueso. Los visitantes encontrarán allí, además de notables paisajes, restaurantes excelentes, cómodos bungalows y una zona para ubicar casas rodantes. 

La Bocana 

Ahora tenemos una playa a mar abierto y alto oleaje. Cuenta con un estero navegable donde se pueden tomar recorridos en lancha y en dónde se localizan diferentes restaurantes. También hay zonas para hacer campamentos y para colocar casas rodantes. Es un sitio aconsejable para tomar baños de sol, descansar y olvidarse de los problemas asociados a la vida en las grandes ciudades. 

Majahua

En años recientes se ha ponderado mucho la oferta turística de este pequeño rincón de los litorales guerrerenses. Es un santuario costero de arena fina y oleaje calmo que se presenta ante los veraneantes como una opción interesante para gozar de la tranquilidad costera de la entidad guerrerense. 

Playa Troncones 

Localizada a mar abierto, troncones tiene un oleaje que va de moderado a fuerte, por lo cual se presta mucho para la natación y el surf, aunque sólo para los deportistas con mayor experiencia. La playa tiene una anchura de 200 a 300 metros. Ofrece servicios de restaurante y alojamiento frente al mar. Cerca de la playa pueden admirarse pequeños acantilados, que también se prestan como zonas para practicar la pesca deportiva. 

Playa Larga 

Es una zona costera localizada a 5 kilómetros de Zihuatanejo. Tiene numerosos restaurantes, donde se preparan deliciosos platillos utilizando productos recién extraídos del mar. También es perfecta para dar paseos a caballo, largas caminatas o sencillamente contemplar las puestas de sol. No es una playa recomendable para practicar la natación, puesto que se presenta a mar abierto y las corrientes marinas suelen ser bastante intensas. 

Como hemos visto, en las costas guerrerenses hay muchos lugares costeros para visitar con fines turísticos. Además, hay excelentes opciones de alojamiento en la región, hoteles que, por la gran calidad de su servicio, se encuentran a la altura de los centros de alojamiento más prestigiosos de la Ciudad de México, como, por ejemplo, el Hotel Imperial Reforma.